Xiaomi Redmi Note 5: La fórmula perfecta de la gama media

En un mercado tan competitivo como el de teléfonos inteligentes, todas las empresas se esfuerzan por lograr el puesto número uno y obtener las mayores ganancias junto con la aprobación de las masas. El Xiaomi Redmi Note 5 es uno de los últimos teléfonos inteligentes de esta super marca china donde la compañía ha aumentado significativamente la apuesta inicial en términos de características, algo que los mercados asiáticos con conciencia de valor seguramente van a encontrar emocionantes.

Trae una pantalla de relación de aspecto más alta, nuevas cámaras en la parte delantera y trasera, un procesador novedoso y potente, memoria más rápida y la misma batería grande por la que la serie se ha hecho famosa. Si la competencia no está preocupada, debería empezar a estarlo.

Xiaomi Redmi Note 5 en físico y diseño

El Xiaomi Redmi Note 5 Pro tiene una apariencia marcada por una línea de diseño familiar, pero adaptada a las modas, como la cámara en la posición del iPhone X y la pantalla que aprovecha mejor el frontal. En el frente está la nueva pantalla más alta de aspecto 18:9 con esquinas curvas, los marcos alrededor de ella no son los más delgados, pero de igual forma le da un buen estilo y es de fácil manejo.

En el lateral, tenemos los botones de control de potencia y volumen a la derecha. Éstos están bien ubicados y tienen una respuesta táctil increíblemente satisfactoria que no es demasiado suave ni demasiado firme. En el lado opuesto hay una bandeja SIM híbrida que se asienta y se mezcla perfectamente con el cuerpo.

La parte posterior del teléfono es bastante familiar. Si tapa la cámara por un segundo, se parece a casi cualquier otro teléfono Xiaomi de la temporada pasada, sin embargo, a pesar de las pequeñas molestias del pasado, el diseño ha evolucionado y se ha vuelto más refinado a lo largo de los años.

El vidrio en el frente tiene una curva suave alrededor de los bordes y ahora está hecho de Corning Gorilla Glass. La lámina de metal en la parte posterior tiene una curvatura mayor y se siente más segura en la mano. Así que no tienes de qué preocuparte en caso que se te caiga.

Hablemos de la cámara y el funcionamiento de la pantalla

El Xiaomi Redmi Note 5 Pro tiene una pantalla IPS LCD de 5.99 pulgadas con una resolución de 2160 x 1080p con una relación de aspecto de 18:9. La pantalla tiene múltiples configuraciones para ajustar el color, el contraste y la temperatura. Por defecto, está configurado en modo automático, que ajusta automáticamente el contraste de la luz ambiental.

En el modo “Estándar”, la calidad de imagen es excelente. Esto último se debe al panel en sí que tiene colores maravillosos y se ilumina mucho. La pantalla también está muy estrechamente laminada al vidrio en la superficie, lo que hace que las imágenes sean mucho más animadas.

Con respecto a la cámara, tiene un sistema de dual en la parte posterior con un sensor primario de 12MP y uno secundario con función de profundidad de 5MP. Mientras que en el lado delantero hay una de 20MP con un flash LED. La aplicación para tomar fotos es similar a otros dispositivos MIUI 9, pero se ha actualizado para incluir la opción de “modo vertical”.

Todas las opciones se presentan en la parte inferior similar a la aplicación del iOS. En la parte superior se puede habilitar el modo HDR, que no tiene modo automático para la cámara trasera, no obstante lo tiene para la cámara frontal. Además, el modo filtro posee un gran catálogo de ellos.

Rendimiento a la altura de todas las exigencias

Como en el caso de los dispositivos MIUI, el software del Xiaomi Redmi Note 5 Pro es idéntico al que obtienes en otros dispositivos Xiaomi con MIUI 9. Las diferencias suelen ser específicas del hardware y se pueden ver en cosas como la aplicación Cámara, la cual es muy buena en este teléfono. La experiencia es similar. Básicamente, si has usado un dispositivo parecido, los has usado todos.

Con respecto al hardware, el Redmi Note 5 Pro es uno de los teléfonos inteligentes que tiene el último procesador Snapdragon 636 de Qualcomm con 4 o 6GB de RAM. Por consiguiente, el rendimiento en este dispositivo es notablemente mejor que su predecesor y realmente bueno en comparación con otros.

El rendimiento de gráficos también ha tenido una pequeña mejora con respecto a versiones anteriores. No es la misma velocidad que vimos en el lado de la CPU, pero la GPU ahora es lo suficientemente potente como para reproducir casi todos los juegos perfectamente bien. El dispositivo también mantiene su temperatura fresca durante el juego y no se nota ningún calentamiento excesivo.

Con respecto a la conectividad; la calidad de la llamada y el funcionamiento de la red es admirable. Tanto el auricular como el altavoz son perfectamente claros para las llamadas, este último es lo suficientemente alto para escuchar los tonos, pero no suena muy bien para la música.

En conclusión, Xiaomi nunca nos ha decepcionado con sus modelos revolucionarios de teléfonos y está nueva versión será un éxito en el mercado, la calidad de su display al momento de reproducir videos o juegos, las cámaras con su buena cantidad de megapíxeles y el rendimiento en general lo confirma. Las únicas desventajas que se pueden encontrar es la ausencia de un modo de carga rápida, algo que otras marcas ya han estado utilizando, y lo repetitivo que se puede volver con la utilización del sistema MIUI, esto más que todo si ya has usado un teléfono anterior de la misma empresa.

No se te olvide dejar tu opinión y compartir en las redes.

Compra el Xiaomi Redmi Note 5 en Amazon por $240 con envío gratis